LA ENFERMEDAD

A mis queridos héroes y heroínas,

Entender la enfermedad no es tarea fácil.
Hay muchas teorías acerca de la enfermedad, teorías que dicen que toda enfermedad es un producto psicosomático, es decir que de alguna manera inconscientemente nosotros mismos nos las provocamos, hay teorías de la enfermedad como camino al cambio, como oportunidad, y como un largo etc que pueden ser más o menos útiles n nuestra vida.

Algunas de estas teorías pienso que tienen razón en casos puntuales o parciales, por ejemplo, es cierto que si nos alimentamos bien, hacemos deporte, somos felices y vivimos de manera consciente y conectada con nuestro cuerpo, no estamos invitando mucho a la enfermedad a entrar en nuestro cuerpo, pero eso no quiere decir que no existan unos factores genéticos y otros ambientales que hagan que uno enferme pese a todo, por lo tanto, comerse el «coco» con lo psicosomático siempre, si unop vive de manera sana y consciente no es muy útil.

Y por otro lado las teorías de la enfermedad como invitación al crecimiento,pues bueno, depende de cómo se entiendan,es decir, si he de tener una enfermedad para crecer, pues no gracias, prefiero quedarme pequeño, no? O al menos valorar qué tipo de enfermedad, pero si esta teoría de autoayuda la entendemos como una invitación al cambio de actitud a mejor de cara a vivir la enfermedad que nos ha tocado, pues puede estar bien o al menos servirnos que es de lo que se trata, de vivir con lo que tengamos de la mejor manera posible.

Ahora bien Lo que a mi me gustaría plantear aquí, es que el hecho de entender una enfermad tanto propia como de un ser querido es algo muy difícil y sin respuesta, es decir uno se pude volver loco preguntándose continuamente por qué?.
Y Como justamente eso es lo que no queremos, enloquecer más de lo que ya supone vivir una enfermedad, intentemos no enfermarnos a consecuencia de una enfermedad.

Qué quiere decir todo esto que estoy diciendo?
Quieren decir varias cosas:
En primer lugar, usar la cabeza cuando existe una enfermedad, está bien, pero no para preguntarse «por qué» ni llegar a la razón de la misma, si no para poder ver qué puedo hacer para estar mejor partiendo de esas circunstancias.

También es importante en un porceso de enfermedad (y también en uno de no enfermedad) usar y vivr las emociones, disgustarse, sentir rabia, miedo, tristeza, frustración, impotencia, dolor emocional, sentirse perdido, etc…y sacarlo todo fuera, reconocérselo uno mismo, vivir esas emociones sanas e incómodas pero a la vez muy normales y necesarias para el momento en sí que se vive; si vivimos y sacamos fuera esas emociones, las compartimos, las lloramos, las gritamos, nos permitimos una gripe en el corazón, nos vivimos como personas malhumoradas o disgustadas, o debiles, necesitadas y/o con frutración y miedo, es muy normal y sano, y un secreto : SOLO ES TEMPORAL. Consejo: y si por lo que sea tienes dificultades para hacerlo, para llorar, para saber lo que te pasa o sientes bloqueo, pide ayuda profesional, te ayudará con tu estado y tu enfermedad.

Una vez hayamos vivido y sacado todo lo que la enfermedad remueve y todo lo que significa estar, vivir y aceptar esa enfermedad, sus circunstancias y sus consecuencias, y una vez que hayamos entrado en un proceso de deconstrucción de nosotros mismos, y que tengamos la sensación de que nuestros sentimientos habrán entrado en una batidora y se habrán agitado, incluso nos sentiremos raros con nosotros mismos porque en ocasiones no nos reconozcamos , así de serios, de enfadados o de abatidos incluso, o de racionales y calmados, una vez que esa estructura que había se haya roto, no será tan horrible como creemos porque entraremos en el estado de construcción, es decir, gracias a que viviste todas esas emociones y las sacaste fuera, las hiciste conscientes, las reconociste, viviste el dolor, entrarás en un periodo de construcción y asmimilación de la nueva circunstancia, donde quizás el problema real no se haya marchado, no se haya marchado la enfermedad, ni las consecuencias, ni se haya marchado la perdida de alguien importante que estuvo enfermo, pero si queda algo importante: y es tu capacidad para CONSTRUIR, adaptarte, hacer algo nuevo, aceptar y volver a recuperar todolo positivo y bueno que hay en ti.
En esta fase hacemos un cambio, esto es lo mejor del ser humano, que puede dotar de sentido a las cosas, y ese dotar de sentido se puede hacer en esta fase donde la enfermedad y la persona o la familia se habrá acoplado a vivir con ello y sabrá no enfermar por una enfermedad.

Qué tiene esto de bueno?
Mejor vida
Mejores sentimientos
Más sano emocionalmente
Mucho honor
Mucha capacidad de saber que se pueden superar muchas circunstancias de la vida
Fortaleza
Vivir más de verdad
Reconocer las cosas importantes
Sentir de verdad
Saber elegir………etc…………y un sinfín de “maravillosidades” (palabra inventada) que se pueden obtener y que quizás nunca las hubieras encontrado.

También me gustaría hacer especial mención y reconocimiento a aquellas personas que viven una enfermedad, que sufren físicamente con ella, que viven con resignación, aceptación y con dignidad lo les sucede y que intentan ante todo verle un sentido a la vida y no enfermar más de lo que ya tienen, creo que estar enfermo, tener a alguien y vivir con ello, tiene mucho de HEROE.

Ana Asensio

Post by Ana Asensio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *