LA ANSIEDAD III «ANSIEDAD ESTADO», post para tener un rato y re-leerlo….(tercer capítulo)

¿CUAL ES TU TIPO DE ANSIEDAD?

ANSIEDAD ESTADO
1. Producida por un episodio puntual, que nos genera agobio, que nos supera emocionalmente o que nos sobrecoja, o por una situación para la que nuestro cerebro no encuentre mecanismo de compensación para no sufrir… esa es la llamada ansiedad Estado, que depende más de un estado puntual que vivamos que de otra cosa.

SOLUCIÓN:
1. Esta se resuelve generalmente cuando pasa la situación de manera automática, la persona se suele reponer y si mientras dura la situación, hace falta un empujoncito de medicación y/o de apoyo terapéutico puntual, se busca, y seguramente hecho bien tendrá una duración breve y un buen aprendizaje.
2. En este caso como hemos dicho , generalmente cuando desaparece el foco “ansioso”, o el momento puntual de dolor y sufrimiento, si no se ha mantenido mucho en el tiempo y no ha hecho demasiada herida, la ansiedad se pasa…¿Cómo tratarla en estos casos? mi consejo es que si en casos puntuales en las que tenemos que vivir un episodio que puede resultar ansioso por la naturaleza de las circunstancias podemos:
– primero: intentar aprender a respirar de manera consciente y controlada, llorar sacar fuera la angustia y el dolor, controlar el pensamiento negativo y convertirlo en opciones con salida lo más positivas posibles.
– segundo: intentar despejarse lo máximo posible, salir, diversirse, reirse, etc…
– tercero: intentar poder hacer otras cosas que supongan un distractor placentero a nuestro cuerpo y cerebro.
– Cuarto: si tidolo lo anterior no basta ayudemos a nuestro cuerpo con algo más, alguna medicación natural u homeopática y tratamiento acupuntura que actuará como regulador global y apoyador del proceso, o medicación química sencilla tipo ansiolítico que actuará como paracetamol y nos aliviará los síntomas de dolor y la incomodidad de vivir ansiedad, además del sufrimiento y miedo que muchas veces genera.
NOTA: según en qué nivel de ansiedad estemos o cómo vivamos el episodio, podemos optar por medicación natural, tipo homeopatía complementando con masajes especializados o acupuntura o si esto no basta y nuestro cuerpo está viviendo muy intensa y de manera frecuente e incapacitante los episodios, no te castigues y ayúdate de a medicina química como ayuda para que te autorregules, y evitando que sufras más de la cuenta y luego podrás ir compensándolo y tratándote más a argo plazo con la medicina natural que tarda más en notarse sus efectos y estos son más leves, pero la regulación es sana y a nivel fisico y mental, partiendo de dar a la persona de equilibrio interior, y también puedes combinar ambas. Habrá que valorar tu caso y momento.
EJ: Yo como sugerencia, si estás con episodios fuertes, frecuentes, incapacitantes y sufres, y ves que la homeopatía sola no basta, empieza un tratamiento más químico y cuando mejores, para el proceso de «destete» de la medicación y como auotapoyo, complemento de terapia psicológica y aprendizaje opta por las opciones que te da la medicina natural, que como remedio palitativo, equilibrador a largo plazo y preventivo es una maravilla.

Ana Asensio

Post by Ana Asensio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *