El Silencio consciente: Gran Herramienta de Vida.

Queridos todos,
Me ha ocurrido una cosa que queria compartir con vosotros.
Estos dias, despues de un tiempo me apeteció hacer un alto en el camino, y tomarme unos dias para mi sola, sin ningún motivo más allá que acudir a un retiro de meditación transpersonal con Jose Maria Doria.
Desde el primer momento en el que me preparaba la maleta y salía de casa en tren me parecia tener la sensación de acampada de la juventud, ese viaje de 5 horas en tren leyendo, viendo peliculas y escuchando musica ya fue toda una experiencia, incluido el comprar un billete de tren de cercanias en Madrid, lo que me hizo sentir Novata del tiempo que no lo hacia.
Llego al monasterio de este siglo, como así lo sobrenombran, y me encuentro un maravilloso jardin lleno de encinas, arcos de madera, un laberinto muy armonizado y una pequeña fuente que hace resonar una cascada de agua sutil y relajante.
Qué bonito lugar!, me dije.
Estaba llena de energia, la novedad, los compañeros, las actividades que ibamos a realizar, todo producia en mi interior un estado de entusiasmo en el que me reconozco en algunas ocasiones.
Teniamos habitaciones con titulos y adjetivos evolucionados (creo que los puedo denomenar asi) y que habian sido sacados al «azar», ley sincronica de que hay algo mas alla del simple azar.
Me toca la carta lucidez, y que torna sentido al darme cuenta lo que esta palabra intervene en que yo esté allí…ahí lo dejo.
Después de asentarnos e instalarnos, nos reunen y comentan a todo el grupo «las reglas del juego» como llaman a las normas durante esos dias, en los cuales la actitud será monacal, no se habla, en el comedor silencio absoluto, piden que ralenticemos nuestros movimientos, existe orden en el descanso, en los horarios, una dieta sana y riquisima por cierto, y actividades de meditacion, respiracion, movimiento, charlas y relajacion….
Cual fue mi gran sorpresa?, algunas reglas no contaba con ellas, tampoco habia pensado mucho, solo me habia animado a la experiencia, mentalmente quizas juatificada con un reciclaje para mi profesion e impartido por alguien a quien ya conocia hacia tiempo.
Mi gran sorpresa en este dejarme fluir, y jugar a este magnifico juego, entre otras cosas…:
Nunca pensé que el silencio consciente fuera tan sanador, tan apetecible; pasé de un estado de querer hablar todo el rato, escuchar y compartir desde la palabra, a gustarme mucho estar en silencio contemplativo, observando lo que hacia, lo que comia, lo que pensaba de manera consciente y fluida, a comunicarme desde ahí…que sensación y qué experiencia!
Principalmente con esto me quedo de estos 3 dias en Kayzen, dando las gracias por ofrecerme un espacio para volver a poder practicar ese silencio consciente, que tanto mi inspira para otras cosas y tanto bien produce en mi y en mi obra para con los demàs.
Gracias por los espacios de meditacion y respiracion, maravillosos para vivir sana y conscientemente.
Y gracias por recordarnos lo importante que es la atencion consciente en nuestras Vidas y para nuestro ser.
Me quedo, Silencio, Atencion y Respiracion: medicina del crecimiento interior.
Mi mas profunda gratitud a seres que se dedican (y nos dedicamos) al ser humano y acompañar en el camino de la Vida.
Gracias!
Ana Asensio

  • Psicóloga

Post by Ana Asensio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *