Artículo de Ana Asensio para Hacer Familia

Inteligencia de vida, una actitud para ser más felices

La inteligencia de vida no ni más ni menos que aplicar inteligencia a tu vida desde la cabeza y desde el corazón en sintonía. Es la inteligencia racional y emocional unidas, yendo juntas de la mano para servirnos y ayudarnos a ser más felices. Aplicar inteligencia de vida nos hace sentir una coherencia vital que hace que nos sintamos plenos, íntegros y en nuestro lugar en el mundo. Lo que consigue este modo de vivir es que aprendamos a ser felices de una manera natural. Gracias a la actitud, a nuestra inteligencia racional también y gracias a la inteligencia emocional podemos aprender una forma de vivir y de estar en el mundo que sin duda alguna nos hará más felices. ¿Esto quiere decir ser ‘happy flower’ o evadir y evitar aquello que me produce dolor? No, al contrario. Esto te prepara para afrontar aquello que resulta contractivo, y te prepara para aceptarlo y verlo con la serenidad que necesita. Te ayuda a discernir y ver con claridad qué hacer.Y también esto te ayuda a distinguir los momentos expansivos y disfrutarlos con consciencia plena y sin preocupaciones.

Contenido Relacionado

Contenido Relacionado

La inteligencia de vida es una actitud

Inteligencia de vida, una actitud para ser más felices

En primer lugar, recordemos que ser feliz no es un don, es una actitud, es una decisión que se toma y que se trabaja, se entrena y es una actitud a la que se atiende. Si hemos decidido que queremos entrenarnos en tener una actitud feliz, porque es bueno para nuestra salud y porque químicamente nos ayudamos con ello, es interesante que comencemos a realizar algunas acciones previas para saber cómo hago en mi vida.

Primero comenzaremos por hacer una lista de aquellas cosas que suelo hacer en mi rutina diaria para tener una línea base y saber de dónde partimos en nuestra pirámide particular ¿Cómo es mi día a día? ¿Cómo es mi vida? ¿En qué momento de vida estoy? ¿Quiero, necesito un cambio o estoy bien y lo que quiero es seguir atendiéndome? ¿Necesito hacerme una ITV? ¿Hay algo que desee mejorar? ¿Para qué me podría servir ser INTELIGENTE DE VIDA?

NOTA: «Todo el mundo quiere ser feliz», pero no todo el mundo se ocupa de ello o no todo el mundo sabe cómo o no todo el mundo ha conectado con esta necesidad aún. La felicidad es una búsqueda del camino que nos lleve a ser felices, y compremos un cuaderno al que llamaremos Agenda de Vida: NOTA: Y en ese cuaderno vamos a poner los siguientes apartados y las siguientes cuestiones: (es importante discernir entre lo que podemos cambiar y aquello que es necesario aceptar).

La agenda de vida

Y en esa agenda habrá los siguientes apartados para atender:

– A nuestra salud: ¿Cómo está? ¿Cómo te encuentras? Como principal autocuidado y aceptación de las circunstancias que tengamos. Hay que poner soluciones a lo que se pueda. Es una labor de autocuidado, de amor hacia uno, es prevención o intervención, pero la salud es importante atenderla.

– A los hábitos de vida: ¿cuales son? Hablemos de hábitos de vida saludable: Dormir adecuadamente y descansar. Alimentarnos, nutrirnos e hidratarnos adecuadamente. Madrugar, meditar, organizar el día. Hacer y vivir el día, desarrollar esos objetivos personales. Agradecer y recordar momentos mágicos del día. Los hábitos de vida están directamente relacionados con nuestra felicidad. Un orden con flexibilidad nos trae salud y equilibrio.

Para leer el artículo completo AQUÍ

 

Post by Ana Asensio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *